• Resitec Pavipox
  • Resitec Pavipox
  • Resitec Pavipox
  • Resitec Pavipox

Pavimentos autonivelantes en Barcelona

⇠ Volver


Los pavimentos autonivelantes son un tipo de revestimiento de suelos que se caracterizan por su capacidad para nivelarse de forma automática y proporcionar una superficie plana y uniforme. Estos pavimentos son comúnmente utilizados en la industria de la construcción y en diversas aplicaciones comerciales e industriales. Están compuestos principalmente por resinas epoxi o poliuretano, combinadas con agregados minerales y otros aditivos. Esta combinación de materiales permite que el pavimento se extienda y nivele por sí mismo, creando una superficie lisa y uniforme.


Aplicación de pavimentos autonivelantes


La aplicación de pavimentos autonivelantes generalmente implica verter el material sobre la superficie existente y luego extenderlo con herramientas específicas, como rodillos, o herramientas que logran una distribución uniforme. La capacidad autonivelante del material ayuda a eliminar irregularidades y proporciona un acabado uniforme y liso. La aplicación de estos pavimentos requiere de un espesor controlado por técnicos especialistas, lo que facilita la obtención de un nivel adecuado. El espesor puede variar según el tipo de pavimento autonivelante y el propósito de la aplicación, dependiendo de la superficie a tratar.


Sus múltiples propiedades de nivelación, permiten cubrir grietas y zonas con imperfecciones, así como su capacidad principal de fluir y autonivelarse. Su rapidez de secado permite que el suelo esté disponible para su uso en un corto periodo de tiempo, lo cual beneficia a su puesta a punto para su servicio. Son pavimentos de alta resistencia y durabilidad, lo que los hace adecuados para entornos industriales o comerciales que experimentan un alto tráfico, exposición a productos químicos u otras condiciones adversas.


Estos pavimentos se utilizan en variedad de entornos como almacenes, instalaciones de producción, laboratorios, áreas comerciales y residenciales, entre otros. Es importante tener en cuenta que la aplicación y el rendimiento específico de un pavimento autonivelante pueden variar según el fabricante y el tipo de material utilizado. Además, es esencial seguir las recomendaciones del técnico aplicador para la preparación de la superficie y la aplicación adecuada del pavimento autonivelante. Todo ello de mano de profesionales en su aplicación.


Tipos de pavimentos autonivelantes


Base de cemento: Son los más comunes y se utilizan tanto en aplicaciones residenciales como comerciales. Son ideales para preparar el suelo antes de instalar pisos como baldosas, alfombras o pisos de madera.

Base de resina (epoxi o poliuretano): Ofrecen alta resistencia química y mecánica, por lo que son ideales para pavimentos industriales, almacenes, laboratorios y hospitales.


Ventajas


Nivelación perfecta: Crean una superficie perfectamente lisa y nivelada.

Rápida aplicación: Se pueden aplicar de forma rápida y sencilla, lo que reduce los tiempos de construcción.

Durabilidad: Son resistentes al desgaste, los productos químicos y la humedad, dependiendo del tipo de material utilizado.

Estética: Ofrecen un acabado atractivo y se pueden personalizar con colores y texturas.


Aplicaciones


Residencial: Ideal para suelos interiores en viviendas, especialmente para preparar superficies antes de instalar otros tipos de pisos.

Comercial e industrial: Utilizado en almacenes, fábricas, hospitales, laboratorios y cualquier lugar donde se requiera una superficie duradera y resistente.

Áreas húmedas: Debido a su resistencia a la humedad, son adecuados para baños, cocinas y sótanos.


Proceso de aplicación de los pavimentos autonivelantes


Preparación de la superficie: Limpiar y reparar la superficie existente para asegurarse de que esté libre de polvo, grasa y otros contaminantes.

Imprimación: Aplicar una capa de imprimación para mejorar la adhesión del material autonivelante.

Mezcla: Mezclar el compuesto autonivelante de acuerdo con las instrucciones del fabricante.

Aplicación: Verter el compuesto sobre la superficie y dejar que se distribuya uniformemente.

Curado: Dejar secar y curar según las recomendaciones del fabricante antes de instalar cualquier revestimiento adicional si es necesario.


Mantenimiento


Los pavimentos autonivelantes requieren poco mantenimiento. Se pueden limpiar fácilmente con agua y jabón, y son resistentes a manchas y derrames. En resumen, los pavimentos autonivelantes son una excelente opción para quienes buscan una superficie lisa, duradera y de rápida instalación. Su uso se extiende desde aplicaciones residenciales hasta comerciales e industriales, ofreciendo soluciones efectivas para una amplia gama de necesidades.


Pavimentos autonivelantes

Facebook Twitter Google Maps